El siguiente síntoma físico más común experimentado fueron los temblores o sacudidas y mareos. Síntomas frecuentemente menos experimentados fueron dolores en el rión, impotencia, cambios hormonales o desequilibrios, baja inmunidad o fatiga crónica, y algunos problemas menores de la visión que se solucionan en aproximadamente dos meses. Han habido casos de adictos que han tenido síntomas de desintoxicación más severos, sin embargo esto no es muy común.

Y mientras, los franceses protegiendo la fiesta espaola en Francia. De coa.9Me parece correcto.! NO permitir que nios vean ese crimen tan grotesco, alli se genera la violencia. Matar un animal, indefenso, muerto de hambre, maltratado y humillado por miles de cobardes, tomando vino y regodeándose del dolor de ese bello animal.

Este hecho me dispar una vez mas la necesidad de analizar cuanta hipocres puede haber detr de una estructura que gestiona nada menos que la seguridad publica. Digo esto?, porque el objeto principal de atenci debe ser el cuidado de las personas y sus posibilidades de desarrollo en paz y tranquilidad y lo que se pregona es que hay intereses politicos en las criticas o que la responsabilidad es de los demas . Obviamente que el desarrollo de la vida debe ser en paz y tranquilidad y debo esperar que eso sea sostenido en el tiempo y me de certeza para realizarme como persona en libertad y en democracia.

Y nos quedamos as callados, mirando el tiempo que marcaba el sol al descender, contemplando colores de un d que se aprestaba a dormir. Del astro, finalmente, qued solo el asombro de su leve luz naranja a asomada. Una despedida con el incesante gesto del ir y venir de las olas, llegando y partiendo.

De los músicos que participarán en el homenaje a David Bowie en Nueva York el 31 de marzo y el 1 de abril, el de Debbie Harry (70) quizá sea el nombre más cercano al Duque Blanco. No se habla de éxito ni de influencia en la música. Ni Michael Stipe, excantante de REM, ni los Pixies, aún con todos sus méritos, tienen con Bowie las cercanías que goza esta rubia debilidad del rock: ambos fueron estrellas en los gozados, locos, salvajes, sexuales, andróginos y excesivos aos ’70, supieron reconvertirse y pasar las modas con mucha dignidad.

Era un piso habilitado como motel, con las escaleras de madera y una moqueta que la cubría (en todos los alojamientos de USA el suelo está cubierto por moqueta) y con un aire a casa de abuela, sin olores claro. Hicimos el checkin con un tío rubio con pelos muy largos al estilo heavy y nos fuimos para la habitación, donde nos dimos cuenta que de fondo se oía un concierto de música heavy (el dueo nos contó que es un local de ensayo que estaba cerca), por lo que tuvimos música hasta las tantas. Llegó la hora, enseamos la reserva impresa desde casa y subimos al bus, pero resulta que aquí no empezaba el tour, si no que te llevaba al punto de inicio, que estaba en en Fisherman Wharf al lado del edificio The Cannery.