SU VIVIENDAPropietarios de casas, promotores e inversores (nacionales e internacionales), los beneficiadosLos universitarios, un filón inmobiliario en augeNueva residencia universitaria El Faro, en Madrid, con banderolas comerciales. NGEL NAVARRETELos Erasmus propulsan el mercado del alquiler en el centro de Madrid09/09/2016 08:30El nuevo curso universitario supone un gran espaldarazo para el sector residencial. Sobre todo, en grandes ciudades como Madrid, que se llenan de una ingente demanda de alojamiento nacional e internacional.

Para conseguir un brillo natural en el cabello pon en una botella o en un frasco unas hojas de ortiga bien secas y c con vinagre de vino o manzana. Gu unos 15 d en un lugar oscuro, agitando cada d para que se mezcle bien. Despu cu pasa el vinagre a una botella limpia y vuelve a dejarlo reposar dos semanas m El vinagre contiene ac que ayuda a extraer y conservar los ingredientes esenciales de las hierbas.

A veces comete errores, o un gran error global, pero incluso ese error posee la fluidez de lo instant Cuando viene, le dicta al papel y en el papel se ilumina algo. Yo miro y le presto los dedos. Yo s bien, durante estas horas de guardia lo s que estoy en sus manos.

En este momento en las calles de Venezuela est ocurriendo una tragedia. No es que hay disturbios y la polic antimotines dispara bombas lacrim y muere alguno, no es eso, que lamentablemente pasa en todo el mundo a cada rato. Es que hay grupos armados financiados por el estado, disparando y matando.

Pero, lejos de calmar el clamor suscitado por la izquierda lo ha encendido más. Vergenza ajena he sentido oyendo al tal Hernando del PSOE clamar por un pleno del Congreso para tratar monográficamente el nombramiento de Soria, con unos tintes tan tétricos que harían pensar en lo más grave que ha ocurrido en democracia. !Vale ya de cara dura y de demagogia».

El caso es que la vuelta a los orígenes (ese to basics tan ambiguo) de ha sido más un paso atrás que una corrección de rumbo. Un producto como éste, complicado por definición, puede caer en su propia trampa si en algún momento vuela demasiado alto. En unos cuantos episodios (más de los que me gustaría reconocer) ha sido brillantísima.

La experiencia del argentino Gareca, la habilidad y astucia de los paraguayos Caba y Battaglia, contrastaban con la juventud inexperiente de los jugadores uruguayos que no solo estaban jugando su primera final de Copa Libertadores si no que estaban representando al Uruguay entero, con toda la responsabilidad que esto representa. A esto hab que sumarle la terrible frustraci que hubiera significado perder una final en el mism estadio Centenario. A los 68 minutos a ra de un preciso centro, Diego Aguirre pone las cosas 1 1.