Even when the songs tell of loss and longing, the album has a musically warm, at times almost sunny atmosphere, which comes largely from the Tex Mex strains from Hildalgo squeeze box (best known from the recordings of Hidalgo regular band, Los Lobos), at times paired with Dylan current road band regular, Donnie Herron, playing a mariachi trumpet. And there is a good deal of throwback here, to Dylan own music as well as to that of others. Dylan has used Tex Mex sounds effectively in his own work since at least 1965, when he added, at the last minute, brilliant guitar swirls, (reminiscent of Grady Martin on Marty Robbins ballad, Paso by the visiting Nashville sideman, Charlie McCoy, to the studio version of Row.

«Adolf Hitler hablaba de Alemania como un cuerpo y de como su doctor», explica el Dr. Wells. «Quer conseguir una Alemania ‘sana’ eliminando las partes enfermas, malsanas del cuerpo. Se nos salía un poco de presupuesto así que no nos planteamos realizar una compra. Y no había nada de dimensiones reducidas que pudiésemos costearnos y transportar en las maletas. Qué pena!!..

Es m lo hemos experimentado en carne propia, y me refiero al resultado obtenido a partir de la generaci de una atm socio pol que comienza con cuestionamientos (aunque esos siempre existen) pero que luego los hechos van d fundamentos para la p de prestigio de los actores pol en los que la sociedad bas su creencia como instrumento de mejora de su calidad de vida. Y cuando hablo de calidad de vida estoy pensando en poder de compra, en igualdad de oportunidades, en puestos de trabajo, en sistema de salud, en educaci en seguridad. Todo esto se puede resumir en algo muy presente en nuestra idiosincracia, la libertad..

Recuerdo muy bien a cada una de las personas que me dieron una oportunidad en la radio y fuera de ella, pero no es fácil olvidar a los que intentaron anularme por envidia o por simple incompetencia por más que los haya superado hace tiempo. Si no fuera por la mala leche en los 90, jamás hubiera salido de la ciudad donde comencé, y si no hubiera sido por la envidia, patraas y broncas, jamás me hubiera movido de las plazas donde encontré esa zona de confort. Es más, si no me hubieran despedido de la cadena nacional en la que hice mi carrera hace más de diez aos, tampoco hubiera aprendido que podía hacer algo más con mis capacidades más allá de las cuatro paredes de una cabina de radio; entonces aprendí en la calle y lejos de los medios, a los cuales volví a apreciar inalcanzables pero siempre estuve escuchando, aprendiendo a desaprender..