Siniestro total, Aurora Beltrán, Lula, Los Zigarros o Smoking Souls, entre otros, convertirán en una macro sala de conciertos al aire libre el Parque del Pinar, el pulmón verde más próximo al distrito del Grau, donde arrancan las tres playas castellonenses. Un intenso fin de semana musical con ocho grupos, mercado de vinilos, paradas ONG’s y espacio gastronómico con food trucks para complementar la fiesta. Y como guinda para despedir agosto musicalmente la 8 edicion del Festival Undergrau, el sábado 31..

A veces la imagino como una mulata con unas curvas escandalosas, a la que no le podemos sacar la vista de encima. La imagino agitando sus piernas, torneadas, fuertes, brillantes, a esa velocidad inimitable a la que llegan las que pueden, las que saben, cuando se entregan al samba. Parece tan natural, sobre quince centímetros de taco, sonriente, irresistible.

Pablo or por esto en Efesios 3:14 19. Doblando sus rodillas ante el Padre, or que el Padre les concediera a los creyentes el ser fortalecidos en el hombre interior. Pablo usa varias frases para modificar este fortalecimiento. Como no tienen ni una brizna de mediocridad en toda su discografía, pueden permitirse la convivencia entre su pasado y su presente y no lo dudan: grandes clásicos de toda la vida como «How much about last night do you remember «I don let the little things get me down», «Hillbilly drummer girl», «Amy Grant», «Motorbroke» (todo un regalo), «Rock and roll pest control» o «This little mistery», no desentonan en absoluto junto a cosas pertenecientes a los discos que han motivado sus giras de reunión a lo largo de los aos, como la descacharrante «Tad pad», la dedicada al aeropuerto de Barcelona «Suck machine crater», «Another ten reasons» o la surfera «Go blue angels go». Todo ello remozado, por las versiones que les de por tocar, que cada día suelen ser diferentes (excepto, claro, la obligatoria «Picture book», de los Kinks): en esta ocasión, un salvaje «Johnny B. Goode» y nada menos que dos! de Undertones: «Male model» y «Teenage kicks», que hicieron las delicias, claro, del powerpopero público que suele poblar el Loco..

En 1994, en la puerta de la tribuna Colombes (estadio Centenario), tribuna que correspond a Nacional en ese partido, muri por un corte en la yugular Diego Posadas de diecise a a quien le hab dado la entrada a la barra brava de Nacional, la cual miraba desde una esquina como se producia este triste hecho. En 1995, por la Supercopa, en Argentina, La Caterva corri a la barra brava de Independiente de Avellaneda cuando ingresaron a su tribuna buscando «combate». En 1996, por la Copa Libertadores, en los alrededores del estadio Centenario result herido de bala un hincha de San Lorenzo de Almagro y resultaron heridos de arma blanca otro importante n de parciales azulgranas.