La Sede del club Rocha se vio totalmente desbordada por una masiva concurrencia de cientos de ni que acompa de pap y mam fueron en busca del regalo. No falto nadie, desde la categor 2002 a la 94 se hicieron presentes para llevarse los gorros, las cometas y los deliciosos alfajores de nuestros amigos de Punta Ballena. Fue una velada muy bonita, que tuvo como espect el encuentro amistoso entre la categor 2001 y la 2000, la verdad el calor de todos los presentes derriti el fr reinante y sino observen las im.

Unos tienen de más y otros, que son mayoría, carecen de lo indispensable. En la vorágine que genera la festividad navidea, muchos se debaten en la pobreza y en la miseria, padeciendo hambre, frío, enfermedades y soledad; mientras muy pocos derrochan en la abundancia y en la vanidad. Desigualdades sociales generadas por la diferencia económica.

Todos se concentraban en calles muy concretas a las que los clientes pudieran dirigirse f para comprar sus productos. Y la plaza del mercado era centro neur de la actividad comercial. Mucho antes de que se empezara a construir, en 1902, el proyecto de F Navarro, el edificio del Mercado Central que hoy conocen los zaragozanos y que surgi en parte, para dar soluci a esos puestos callejeros que vend sus productos en la vieja plaza de Lanuza, que se encontraban, adem con el barrizal que se formaba en esa v p en la que las aguas, sin canalizar, circulaba libremente cada vez que llov presi del tr hecho, los porches de piedra, del arquitecto Miguel Geliner, y de hierro fundido despu de Ricardo Magdalena, sirvieron para alojar en su interior, ya en el siglo XIX, a los comerciantes y artesanos que alquilaban ese espacio a los propietarios de los edificios.

Los alemanes le ganaron a un Brasil desangelado, divorciado de su historia. Los brasileos pensaron que bastaría con ser locales y exhibir 5 campeonatos mundiales. Uno de los diarios deportivos brasileos tituló después del 7 a 1 «Cayó la careta», y personalmente creo que nada refleja mejor la mediocridad de su conformación y la paliza recibida no es otra cosa que el resultado de la improvisación y la falta de seriedad con que encararon el mundial.

Se trata de hacer lo que se dice y decir lo que se piensa desde el lugar que te toca. Fomenta el fundamentalismo; quita el de debate. Y cuando no hay debate no hay crecimiento. Ahora está dispuesta a batallar para seguir en el Consistorio de la capital pese a que ella se niegue a hablar del tema siempre que la preguntan. Para el último ao de legislatura se ha guardado en la manga el as de los proyectos más positivos, dejados atrás los recortes. Y dentro del partido ha recuperado partidarios.