Pero sin entrar a valorar las posibles coincidencias o casualidades, traemos aqu una transcripci de la fiscal del juicio del 11 M de los atentados de Madrid, Olga S en una entrevista concedida a I Gabilondo, en su programa Hoy por Hoy:»La fecha del 11 M, seg varios investigadores y la polic no fue una fecha elegida al azar. Porque tiene una gran carga simb podr llamar tambi cabal para las celulas locales de Al Qaeda. Se comete el atentado el d 11, el primer d 11 despu de que las c operativas pudieran disponer de los explosivos».

Dudo un minuto. Me meto. No me meto. La historia de lo absurdo se podr contar con tan solo resumir las pasadas cuatro semanas. Para este ejercicio semi no es preciso viajar en el tiempo, o recorrer diferentes geogr culturas, sociedades, personajes o hechos. A todo lo absurdo que puede aspirar una sociedad lo podemos encontrar aqu nom bien cerquita de todos nosotros, muy dif de creer si no se tiene la incre experiencia de la convivencia.

Aqu a la mayor nos gusta fumarnos un porro mientras nos tomamos unos tragos con los amigos, no hay nada malo en ello. Es mejor que te acostumbres, si no quieres fumar, est bien, no lo hagas. Pero no pienses mal de nosotros, somos buena gente, y por sobre todo no olvides que tenemos que estar unidos, all afuera existe un mundo que nos odia.

Conocemos cómo se siente el alma con ella. Es una música con la que tú puedes sentirte bien y relacionarte tanto con jóvenes como con mayores. Para mí es difícil decir qué queda, ya que actualmente todo está en internet. «Hasta las 11.30 me dedico a entrar en todas las p de ETT y de trabajo que existen. Luego miro en las de cada comunidad aut por si sale una bolsa de trabajo o se ofrece alg puesto de profesora, de programadora, de lo que sea. Incluso veo la de AENA, para controlador a o la del ICEX, para becas de comercio en el extranjero.

Los italianos eligieron a Silvio Berlusconi. Los argentinos optaron por Carlos Menem. Y, apenas nueve meses atrás, los franceses votaron como presidente de la V República a Nicolas Sarkozy y hoy no reconocen al candidato y, mucho menos, a su comportamiento.

Por lo tanto, lo que originalmente era una película feminista con una puesta en escena reminiscente al old hollywood aunque sin lo ampuloso de Australia de Baz Luhrmann , termina siendo un drama televisivo anclado en la fórmula de mujer que busca venganza. Contrariamente a lo que se pueda inferir, quien menos falla en este desacierto es el guionista Christopher Kyle, quien adapta la novela de Rash alterando ciertos giros con el fin de atomizar el relato, poniendo el foco tanto en la psicosis de Serena y el hachazo que genera en su matrimonio, como en la subtrama ecologista de la tala indiscriminada de árboles, a su vez hermanada con el crecimiento y declive del imperio Pemberton. Su decisión de abarcarlo todo finalmente atenta contra la película, pero no al mismo nivel que la anodina dirección de Bier, quien pretende hacer una película de corte clásico, sobria y contenida, pero yéndose al extremo al no concebir una sola secuencia que se distinga del resto.