Jorge Lorenzo, pole de récord en Misano11/09/2016 10:01Todo cambió en 2008. Antes las gradas de la mayoría de circuitos presentaban un indescifrable multicolor, sólo había gorras de patrocinadores y camisetas con fotografías estampadas, con los semáforos encendidos era complicado descubrir qué piloto recibiría mayor atención. Valentino Rossi trajo la revolución.

Laszlo Nagy llegó a Barcelona con 19 aos en 2000. Iba a ser el sustituto de Iaki Urdangarín en la posición de lateral derecho y se tenían puestas grandes esperanzas en su rendimiento. Casi doce aos despues, se puede decir que ha cumplido con las expectativas.

Atrasa, siempre fue una sociedad muy reprimida. Yo me borro. Nunca había pasado tantos meses sin salir de esta letrina. Cada vez que salgas del hotel, aunque no vayas de compras, llevate una mochila pequea o bolsa que te puedas colgar, porque aunque no quieras, no vas a poder evitar comprarte cosas. A ese precio no me extraa, y hay tiendas y mercadillos por todas partes. Vamos, que aunque no quieras.

Vemos la parada de metro más cercana, aunque esta casi nunca la utilizaremos, ya que sólo hay una línea que pasa por ella. Cogeremos otra un poco más alejada, a unos 10 minutos. Vemos dos delis(supermercados pequeos) cercanos. LUBRICANTE, lubricante y m lubricante. Como dice una amiga m (suena mejor en ingl hay algo as como demasiado lubricante! Nunca es demasiado. El recto no tiene lubricaci propia y cuanto m utilices m f ser la penetraci y har la experiencia para las dos partes mucho m placentera.

En cualquier caso, Rajoy ha aclarado que «no habrá más cambios en el Gobierno porque es un Gobierno que se ha formado hace relativamente poco tiempo», al llevar solo en torno a 16 meses. De hecho, ha afirmado que no ve «ninguna razón» para acometer más cambios en el seno del Ejecutivo. «Comprendo que los demás pidan que haya un cambio de Gobierno, quizá es porque les preocupa lo bien que éste lo hace», ha enfatizado..

Las monedas de 50 no tienen mucha utilidad porque con una unidad de estas no se compra absolutamente nada, ni siquiera el confite más pequeo. Las unidades de peso y volumen en Colombia siguen siendo curiosas, los kilos, litros y hasta toneladas compiten ferozmente contra las puchas de ajos, las pimpinaditas de leche, las cargas de café y las manotadas de arroz. Hoy en día el popular e infaltable cilantro, ese aromático arbusto tan necesario para una changua o caldo de costilla como el huevo en la arepa e huevo, se consigue mínimo en 100 pesos.